ACLARACIÓN

El Blog FARABUNTERRA, no tiene ninguna responsabilidad por el contenido de los sitios que han sido citados como fuente, los cuales se seleccionan según las normas del diálogo abierto y civilizado.
Las imágenes y productos multimedia, son extraídos en su gran mayoría directamente de la Red. En el caso de que la publicación de algún material pudiera lesionar derechos de autor, pido por favor ser notificado por correo electrónico ubicado en la parte superior para su inmediata remoción
.
PARA NUESTROS ENEMIGOS IDEOLÓGICOS LES DECIMOS DESDE SIEMPRE: NO NOS CALLARÁN!!!
TODOS SOMOS UNOS!

Nuestro facebook, otra oportunidad màs para enterarte de nuestro acont ecer

Nuestro  facebook, otra  oportunidad  màs  para enterarte  de  nuestro  acont ecer
Click en imagen

martes, 19 de mayo de 2015

Demostrado: Las hamburguesas de McDonald’s no son aptas para el consumo humano


by CienciayEspiritu
La carne que la cadena de comida rápida McDonald’s incluye en sus hamburguesas no es apta para el consumo humano, debido a que es "lavada" con sustancias tóxicas, así lo demostró un chef activista británico.
Jamie Oliver mostró en su programa de televisión en la BBC cómo McDonald's 'lava' las partes de la res que no son aptas para el consumo con un agente antimicrobiano, el hidróxido de amonio, para poder usarlas como materia prima en la preparación de las hamburguesas.
¿Qué ser humano en su sano juicio pondría un trozo de carne remojada en hidróxido de amonio en la boca de un niño?
"Estamos hablando de carnes que hubieran sido vendidas como alimento para perros y después de este proceso se les sirve a seres humanos. Aparte de la calidad de la carne, el hidróxido de amonio es dañino para la salud", dijo Oliver.
Luego de que se haya revelado este 'lavado de carne', la cadena McDonald's decidió modificar su receta, aunque voceros de la compañía negaron que haya sido en respuesta a la iniciativa del chef.
"¿Qué ser humano en su sano juicio pondría un trozo de carne remojada en hidróxido de amonio en la boca de un niño?", se preguntó Oliver.
Pero si ya compró una hamburguesa de McDonald’s y esta información le desorientó, no se preocupe, puede guardarla para comérsela después, incluso años más tarde si quiere. En abril pasado salió a la luz la historia de un ciudadano estadounidense que ha conservado un sándwich en perfecto estado: sin hongos, moho ni olor durante 14 años.

Un estadounidense conserva una hamburguesa de McDonals desde hace 14 años y está tal cual

Si compra una hamburguesa de McDonald's y decide guardarla para comérsela después, no tenga prisa: puede incluso esperar tres lustros si quiere. De hecho, un ciudadano del estado norteamericano de Utah ha conservado una tal cual durante 14 años.
David Whipple compró una hamburguesa en un McDonald's el 7 de julio de 1999, cuando Bill Clinton aún era presidente de Estados Unidos. El hombre quería averiguar cuánto tardaría en descomponerse la hamburguesa, que sometió a una atenta observación durante un mes. Al comprobar que no experimentaba cambio alguno, Whipple la envolvió en un papel, la metió en el bolsillo de un viejo abrigo y -distraído por la mudanza de su casa-, se olvidó de su experimento.
Dos años después su esposa la encontró: el paquete de papel se había descompuesto, pero la hamburguesa estaba en buen estado. Así las cosas, David Whipple decidió esperar más, hasta que el sándwich se transformara de algún modo, aunque, con el pasar de los años, el experimento cayó de nuevo en el olvido.
Hasta que, transcurridos catorce años, uno de los hijos de Whipple hizo un hallazgo asombroso: la vieja hamburguesa reapareció en un estado perfecto. ‘"Al encontrarla, lo primero que pensamos fue: '¡Dios mío, no me puedo creer que siga igual!'. No había hongos, moho ni olor. El pan estaba duro como una roca, eso sí", contó David en el programa televisivo 'The Doctors', donde mostraron su veterana hamburguesa.
David Whipple, de 63 años, dijo que no piensa desprenderse de su hamburguesa histórica.
Un récord similar anterior, registrado en el Libro de los récords Guinness, también fue protagonizado por una hamburguesa de McDonald's, que estuvo 12 años sufrir cambios.