ACLARACIÓN

El Blog FARABUNTERRA, no tiene ninguna responsabilidad por el contenido de los sitios que han sido citados como fuente, los cuales se seleccionan según las normas del diálogo abierto y civilizado.
Las imágenes y productos multimedia, son extraídos en su gran mayoría directamente de la Red. En el caso de que la publicación de algún material pudiera lesionar derechos de autor, pido por favor ser notificado por correo electrónico ubicado en la parte superior para su inmediata remoción
.
PARA NUESTROS ENEMIGOS IDEOLÓGICOS LES DECIMOS DESDE SIEMPRE: NO NOS CALLARÁN!!!
TODOS SOMOS UNOS!

NO AL GENOCIDIO CONTRA PALESTINA.

NO  AL GENOCIDIO CONTRA PALESTINA.

domingo, 12 de julio de 2009

Marcelo: Un mártir más en El Salvador.



El líder social, Gustavo Marcelo, se desempeñaba como director de la Casa de la Cultura de San Isidro, también era miembro de la dirección departamental del Frente y era director de la Asociación Amigos de San Isidro Cabañas (ASIC); además, fue pieza fundamental en las denuncias de irregularidades que se cometieron en el municipio en enero, durante las pasadas elecciones para alcaldes y diputados.

Veamos por qué se hizo de enemigos políticos:

1-Se opuso y luchó arduamente contra los proyectos de exploración y explotación minera en el país, por parte de la Pacific RIM del Canadá.

2-Gustavo Marcelo denunció públicamente la existencia de foráneos en las elecciones del 18 de enero pasado, las cuales tuvieron que realizarse el 25 de enero porque el pueblo, junto a sus líderes entre ellos el compañero Marcelo, impidieron que se realizaran dichas elecciones al ver llegar camionadas de gente extraña a la zona y, según las investigaciones, fue el alcalde de San Isidro, José Ignacio Bautista, miembro del ultra derechista y opositor partido Arena, quien pagó a toda esa gente para que llegara a votar a San Isidro.

3-Marcelo Rivera, denunció constantemente los actos de corrupción del alcalde de San Isidro, José Ignacio Bautista.

4-Marcelo luchó y se opuso siempre al proyecto Minero, al relleno sanitario y al fraude electoral que hizo Arena en San Isidro. Marcelo fue claro al considerar que el alcalde es un usurpador de ese puesto porque lo ganó con votos comprados (el finado Chele Torrez llegó a comprar votos) con votos fraudulentos de pobladores de otros municipios del país e incluso de muchos hondureños y nicaragüenses.

Denunció y condenó la presencia de medio centenar de pandilleros que repentinamente aparecieron en San Isidro, una semana antes de las elecciones recién pasadas. Cabe señalar que esa ciudad es de las pocas que en el país, que no tiene en su seno la presencia ni de maras ni de pandillas. Sin embargo, previo a las elecciones y como por arte de magia aparecieron sujetos raros que amedrentaron a los pobladores que consideraban rojos.

Está más que claro que el móvil de la desaparición y posterior asesinato bajo torturas del líder social Gustavo Marcelo Rivera, fue POLÍTICO, pues según informaciones de pobladores de San Isidro, que conocieron a Marcelo, aseguran que éste sufrió repetidamente amenazas y persecución.

“Exigimos a las autoridades una investigación exhaustiva, hasta dar con lo autores materiales e intelectuales de este atroz crimen y que caiga sobre ellos todo el peso de la ley”, afirmó La Concertación por la Paz, la Dignidad y la Justicia Social (CPDJS) y la Fundación de Estudios para la aplicación del Derecho (FESPAD)
Según las autoridades policiales y fiscales Marcelo fue asesinado el 19 de junio y su cuerpo fue lanzado al interior de un pozo, donde fue encontrado una decena de días después. (Tomado de Co-Latino y blog El Trompudo)

En San Isidro, los feligreses esperarían que el obispo Monseñor José Luis Escobar Alas se pronunciara y condenara este acto de barbarie, como lo haría nuestro obispo mártir. en estos días, el sacerdote del mismo municipio fue amonestado por el Obispo en mención por oponerse a la explotaciòn minera del municipio. Con el silencio que desea imponer,¡el Obispo el cómplice de los asesinos!

¡Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos!
Compañero Marcelo: ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!