ACLARACIÓN

El Blog FARABUNTERRA, no tiene ninguna responsabilidad por el contenido de los sitios que han sido citados como fuente, los cuales se seleccionan según las normas del diálogo abierto y civilizado.
Las imágenes y productos multimedia, son extraídos en su gran mayoría directamente de la Red. En el caso de que la publicación de algún material pudiera lesionar derechos de autor, pido por favor ser notificado por correo electrónico ubicado en la parte superior para su inmediata remoción
.
PARA NUESTROS ENEMIGOS IDEOLÓGICOS LES DECIMOS DESDE SIEMPRE: NO NOS CALLARÁN!!!
TODOS SOMOS UNOS!

Nuestro facebook, otra oportunidad màs para enterarte de nuestro acont ecer

Nuestro  facebook, otra  oportunidad  màs  para enterarte  de  nuestro  acont ecer
Click en imagen

domingo, 29 de marzo de 2015

Unasur: Samper propone eliminar bases militares USA de Latinoamérica

http://www.contrainjerencia.com/?p=102604

images
TELAM – Ernesto Samper propuso que la Cumbre de las Américas sirva para replantear las relaciones entre Estados Unidos y Latinoamérica, y que “un buen punto de la nueva agenda de relaciones sería que no haya bases militares norteamericanas en Suramérica”, algo que “pertenece a la época de la Guerra Fría”.
La evolución de las relaciones entre Estados Unidos y Suramérica, según el ex presidente colombiano (1994-1998), debería llevar a descartar las expresiones de unilateralismo y las “certificaciones” estadounidenses en materias como los derechos humanos o la lucha contra las drogas, entre otros aspectos.
Esos posicionamientos “van en contravía de lo que debe ser, a mi juicio, el marco básico para un entendimiento, que es una especie de reconocimiento del multilateralismo como escenario de relaciones”, aseveró.
“En un mundo globalizado como el actual uno no puede pedir reglas de juego globales para la economía y mantener el unilateralismo para la política. Ningún país tiene derecho a juzgar la conducta del otro ni muchísimo menos a imponerle sanciones o castigos por su propia cuenta”, dijo Samper, citado por la agencia Efe, en clara alusión a lo decidido recientemente por Washington contra Venezuela.
El responsable de la Unasur consideró contradictorio “que un país que no ha ingresado al sistema interamericano (de Derechos Humanos) formalmente se reserve el derecho a hacer juicios”, sobre el estado de estos derechos en otros territorios.
La relación entre Venezuela y EEUU, muy debilitada tras la retirada mutua de embajadores en 2010, se ha agravado después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, declarara a principios de mes una “emergencia nacional” por la “amenaza” que representa la situación en Venezuela para la seguridad de su país e impusiera sanciones a siete funcionarios venezolanos.
Samper sostuvo que sería oportuno “aprovechar la Cumbre de las Américas” que se celebrará en abril en Panamá, para hacer un replanteo de las relaciones entre Estados Unidos y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).
Reconoció que las expectativas de esa cumbre se centran en un eventual encuentro entre el presidente de Cuba, Raúl Castro y Obama, pero sostuvo que al margen del interés mediático de ese encuentro, cuando se trate las relaciones cubano-estadounidenses, no se puede soslayar temas como el levantamiento del bloqueo a la isla o el de la base norteamericana de Guantánamo.
Sobre el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el contexto de la actual tensión entre Venezuela y Estados Unidos, Samper consideró que ese organismo puede hacer una contribución importante para el acercamiento entre ambos países, algo que también forma parte de la agenda de la Unasur.
El marco de actuación del bloque suramericano en este contencioso, comentó, se basa en la apertura de espacios de diálogo y en tratar de evitar la polarización y la denuncia mediática, y también aseguró que la Unasur consulto a “dos o tres personas importantes de la región para que colaboren” en una “tarea de acercamiento” entre Washington y Caracas.
Se trata de personalidades “de mucha credibilidad en la región” que han mostrado “buena voluntad” ante el planteamiento formulado, que implicaría “un papel activo” de mediación, agregó Samper sin dar a conocer los nombres de esos eventuales mediadores, pertenecientes al mundo de la política.
Samper también dijo que el plan de la Unasur en este asunto se centra en el acompañamiento en las elecciones que se prevén para este año, donde los venezolanos “podrán dirimir sus diferencias”, además de “asegurar el debido respeto en los procesos judiciales” de los opositores encarcelados y “de todo el mundo”, explicó Samper.
Junto a ello, es importante favorecer vías de abastecimiento de productos básicos a Venezuela, algo en lo que trabajan los 12 países de la Unasur, remarcó.
Además, agregó que la agenda de las relaciones debe incluir “otros temas, no solamente los que le interesan interesan a Estados Unidos” y entre ellos figurarían algunos de aquellos en los que trabaja en la actualidad la Unasur, como la inclusión social, la reducción de asimetrías, la protección de los migrantes suramericanos, la participación ciudadana y la competitividad.
“Hemos encontrado más receptividad en Europa para muchos temas, como medioambiente, equidad de genero o derechos humanos, que la que se ha encontrado en los años recientes en Estados Unidos.”, aseguró el secretario de la Unasur.
Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo hoy, citado por el diario caraqueño El Universal, que aprovechará la cumbre de Las Américas en Panamá para hacer entrega a la delegación de Estados Unidos de “las 10 millones de firmas de venezolanos” que exigen se levanten las sanciones.