ACLARACIÓN

El Blog FARABUNTERRA, no tiene ninguna responsabilidad por el contenido de los sitios que han sido citados como fuente, los cuales se seleccionan según las normas del diálogo abierto y civilizado.
Las imágenes y productos multimedia, son extraídos en su gran mayoría directamente de la Red. En el caso de que la publicación de algún material pudiera lesionar derechos de autor, pido por favor ser notificado por correo electrónico ubicado en la parte superior para su inmediata remoción
.
PARA NUESTROS ENEMIGOS IDEOLÓGICOS LES DECIMOS DESDE SIEMPRE: NO NOS CALLARÁN!!!
TODOS SOMOS UNOS!

Nuestro facebook, otra oportunidad màs para enterarte de nuestro acont ecer

Nuestro  facebook, otra  oportunidad  màs  para enterarte  de  nuestro  acont ecer
Click en imagen

domingo, 22 de marzo de 2015

«Sólo se muere lo que se olvida». Monseñor Óscar A. Romero.

«Que la memoria de los mártires no os deje dormir en paz». 
Pedro Casaldáliga.



«Os escribo a todos vosotros y vosotras
que habéis dado la vida por la Vida,
a lo largo y ancho de Nuestra América,
en las calles y en las montañas,
en los talleres y en los campos,
en las escuelas y en las iglesias,
bajo la noche o a la luz del sol.
Por vosotros y vosotras, sobre todo,
Nuestra América es
el Continente de la muerte con esperanza».
Pedro Casaldáliga

La Palabra de Dios es palabra liberadora, salvadora, profundamente vital y humana. El mensaje que Jesús, el Hijo de Dios, ha sido un mensaje de felicidad y de esperanza, en comunidad fraterna. La construcción del Reino de Dios, la denuncia profética de las injusticias es nuestra misión concreta desde el Amor. Esto es lo que han hecho nuestros mártires: mancharse las manos en la lucha junto al pueblo, pues pueblo son, en la construcción de ese Reino de Paz.
   Cada uno ha carga con la cruz, con el sufrimiento, con la persecución individual y de toda una comunidad, una diócesis, un pueblo, una patria, un continente y han derramado su sangre —se la han hecho derramar—, sangre que ha hecho germinar más luchadores y luchadores que día a día siguen tercamente en el camino de la utopía.
   Esta base de datos informática es un rincón cálido, es el lugar subversivo de la lucha contra el olvido, es puro memorial vivo, denuncia incómoda de lo que ha ocurrido y sigue ocurriendo.
   Además de los mártires, incluimos personajes que, sin recibir el don del martirio, han sido testigos arriesgados y abrecaminos que han dado la vida en un mismo esfuerzo, fieles a un Dios, a un pueblo, a una lucha... hablamos, por ejemplo, del obispo ecuatoriano Leónidas Proaño o de Dom Hélder Câmara, entre otros.
   También hacemos memoria de aquellos primeros hombres que dieron la vida en los años del descubrimiento-encubrimiento de América allá por los siglos XV y XVI, precursores de la caminada actual, hombres como Fray Bartolomé de las Casas, defensor de los indios.
   En espíritu de liberación, compartimos con espíritu ecuménico este espacio vivo de recuerdo, donde en una misma lucha todas las utopías, todas las fes y todas las sangres se unen.
   Este nuestro lugar sigue abierto, sigue haciéndose, sigue creciendo... al ritmo de la historia misma. En este espacio están todos, hasta los que faltan, tantos mártires que siguen anónimos, tantos desaparecidos, tantos acallados, tantos que desde aquí tienen voz, tienen nombre, tienen historia y tienen memoria.
   En camino siempre, en caminada, en romería de Resurrección, esperando en esperanza y aun contra toda esperanza, gritamos desde el silencio que se nos quiere imponer que nuestros mártires siguen vivos y que su sangre sigue dando fruto y dándolo en abundancia.
José Ramón Rodríguez Martín